noviembre 27, 2017

https://l.facebook.com/l.php?u=http%3A%2F%2Fwww.jornada.unam.mx%2F2017%2F11%2F22%2Fcultura%2Fa04n2cul&h=ATPQM_AI-mOzfhApWwBCHjIHmLcTR7K9WscpYmcMbsoaLCgU6qxMDGmhvO21AzC4v7pux5eY0DseDxiH1CbtlI4k9nKngaKHe4u0h0GhlwDW7RjL6GL4gIfGUe-PmraAC-qrsXRCcNUr6MU4MMlXCvtMquCtXuOHWG9u5e_zfrM8IpylNlmkSwm4Vwmnb1s5vpIdJo27P7W7cQ443qSEor1bjGmiXjR7ivoQkq25XD0kQYJC1Z-7C62ugIE1UCt_0bRyy_XvzXcy232-FFIuCs6qR3Al8cs5je0

marzo 29, 2017

ARMANDO AGENDA 2017
Vamos con nuestro espectáculo de narración oral escénica

agosto 15, 2016

El juego del anillo. Proyecto de juegos tradicionales

proyecto álbum juegos tradicionales

El juego del anillo también llamado «Corre el anillo» es un juego tradicional que tiene su origen en Francia, país donde se lo conoce como le furet (en francés, «el hurón»). El juego se difundió por Europa hasta llegar a España, y desde ahí fue exportado a América.
para jugarlo sólo se necesita un anillo , aunque puede reemplazarse por una moneda, piedrita, botón o cualquier otro objeto que sea pequeño.

¿Cómo se juega?
Todos sentados en la ronda o en línea, cada uno tienen que unir las palmas de sus manos como si fuera un cuenco para beber agua, pero más cerradas. El que tiene el anillo o  lo sostiene poniendo las manos en igual posición y escondiendo el anillo entre sus palmas va por la ronda pasando sus palmas por entre las de cada uno de los niños, y con mucho disimulo deja caer el anillo en las manos de alguno de ellos. Sigue pasando hasta llegar al final de la ronda como si el anillo  estuviera aún en su poder.
Una vez que pasó por todas las manos, elige a alguien que adivine ¿quién tiene el anillo? Todos los niños deben seguir con las manos en la posición inicial de modo que nadie se de cuenta si lo tiene o no. El desafío está, justamente, en disimular y que nadie note quién tiene el anillo. Hasta que uno
adivina y pasa a ser quien tiene el anillo.

En algunos países como Chile se juega incorporando un recitado. Mientras se simula echar la prenda en las manos de cada uno de los jugadores, se va recitando:
  Corre el anillo por un portillo, 
pasó un chiquillo comiendo huesillos,
 a todos les dio menos a mí.
Eche prenda señorita o caballero, 
quién la tiene diga usted...
Cuando termina de recitar, a quien se le pregunta ¿quién tiene la prenda? debe adivinar el nombre del que la recibió. Si acierta, pasa a ocupar el puesto de aquel que preguntó y éste debe entregar una prenda. Si no adivina, la prenda tiene que echarla él.
Luego, hay que recuperar la prenda haciendo una penitencia fijada por el grupo.

Propuestas para aprender a jugar en la escuela

La intención de esta primera propuesta es, básicamente, aprender el juego y jugarlo.

Es un juego que, bajo su aparente simpleza, esconde una gran complejidad, con lo cual es altamente probable que en las primeras jugadas los niños cometan errores típicos: separen sus manos al no recibirlo o por el contrario, denoten con la expresión de alegría de sus caras que sí lo tienen; también es frecuente que apenas el maestro termina de pasar por toda la ronda, la mayoría levante la mano para intentar adivinar quién lo tiene, dejando ver que no son ellos.
Todo esto va dejando de suceder en la medida en que las jugadas reiteradas permiten clarificar que el “secreto” de este juego consiste básicamente en la simulación.
El anillo tiene la gran ventaja de ser un juego que no requiere casi de materiales, ni espacios especiales, ni tiempos demasiado extensos. Esto hace que sea factible de ser jugado en cualquier momento: esperando la llegada de un profesor especial, mientras otros terminan alguna tarea extensa o en el ratito que quedó entre el patio y la salida. Cada uno de estos momentos vale la pena aprovecharlo para afianzar el dominio del juego.


Propuesta para descubrir su secreto
El juego del anillo se presta especialmente para buscar entre todos, habiéndolo ya jugado, aquello que hace de éste un juego “especial”.

Opciones posibles:
  • Todos en ronda, tratamos de poner en palabras la cuestión de la simulación. El maestro va registrando lo que los niños dicen cuando tratan de explicar el secreto. La escritura tiene que ser lo más fiel posible a lo que los niños dicen.
  • Si se cuenta con una cámara de fotos o celular se puede tomar una imagen de los niños con las manos en la posición de juego y poniendo “cara de disimulados”.
  • Los niños pueden dibujar la situación de juego: la ronda completa o las manos de algunos mientras juegan.
  • Recorremos el jardín o la escuela primaria y les preguntamos a adultos y niños si conocen el juego y si nos pueden explicar su secreto. Se registran sus respuestas. También se puede preguntar dónde y con quién lo jugaban,si les gustaba o no, si se animan, se les puede tomar una foto “con la cara de disimulados” que ponían cuando les daban el anillo.
  • Invitamos a alguna mamá o papá a jugarlo con nosotros y le pedimos que nos cuente su historia con este juego: su secreto, las caras de disimulo, si le gustaba o no.
  •  Sería maravilloso que los niños vean a un grupo de adultos jugándolo. No es fácil, pero se puede intentar pidiéndoles a los padres que vengan a buscarlos un ratito antes; o invitalos a compartir la merienda y a jugar o si encontramos en la recorrida por la escuela a varias maestras juntas. Es importante registrar estos momentos con imágenes.

Propuesta para proyecto de juegos tradicionales
El gran libro de juegos y sus secretos

Este juego  puede servir de inicio o de ejemplo para elaborar un proyecto de juegos tradicionales cuyo objetivo será armar un libro de juegos y sus “secretos”.
La propuesta requiere tanto buscar juegos, jugarlos y escribirlos/mostrarlos con fotos o dibujos en el álbum/libro, como conseguir “informantes claves” -abuelos, tíos, hermanos mayores- que conozcan las “mañas” de los juegos y estén dispuestos a develar sus secretos.
El desafío y lo que hace distinto a este  Álbum de otras recopilaciones de juegos es que pretendemos poner por escrito las tradiciones  orales o los consejos para encontrarle “la vuelta al juego”.

Se puede organizar una secuencia que se vaya repitiendo con algunas variantes, según el juego, la información que se haya recabado y los modos de comunicarla que se hayan definido.
La secuencia que seguiremos supone una serie de pasos:
  •  Buscamos y elegimos un juego.
  •  Aprendemos a jugarlo y lo jugamos varias veces.
  •  Descubrimos/preguntamos sobre sus secretos. 
  •  Buscamos una forma de comunicarlo y escribirlo para nuestro álbum.

Propuestas para comunicar y armar el álbum

 La idea es que con  todo el material a disposición se vaya decidiendo qué se incluye y cómo se muestra lo que se fue realizando.

Sería interesante incluir:
¿Cómo se juega? a través de imágenes, dibujos, diseños, etc. Las instrucciones que hacen a los materiales, las reglas y los procedimientos o modos de jugarlo.  Pueden incluirse las reglas formales escritas al detalle y, al lado, los modos en que los chicos las explican.

¿Cuál es su secreto? se refiere a  la “picardía” del juego, es decir, aquellas cosas que son “secretos” muy bien guardados por los jugadores expertos y que, en esta producción colectiva, serán compartidos como “complicidad” hacia quienes lean este “Gran Albúm de Juegos”. Para esto
será muy importante contar con la voz de otros jugadores (abuelos, hermanos  mayores, vecinos del Jardín, personal de la escuela) que nos enseñen a jugar “de verdad” y que quieran compartir los secretos, guiños, gracias o picardías que encierran los juegos. Incluir aquí todos los comentarios e informaciones que los distintos informantes  fueron brindando,  incluyendo  imágenes y fotos.

Anécdotas del juego: todo lo que nos fueron contando acerca de cómo lo jugaban, si les gustaba o no y también las propias del grupo cuando lo aprendían.

Este Proyecto, resulta una maravillosa manera de ampliar el repertorio lúdico de los niños quienes, inmersos en esta búsqueda orientada a los fines de elaborar el álbum, necesitan aprender gran cantidad de juegos que pasan a pertenecerles y enriquecen sus posibilidades lúdicas.

Los modos de organizarlos pueden ser diversos. Una opción podría ser tomar cada juego en forma individual,desarrollarlo en profundidad e ir armando una sucesión de propuestas diferentes
de juegos.
 Otra posibilidad podría ser organizarlos temáticamente, incluyendo varios en cada categoría.

Una clasificación posible podría ser:
  • Juegos a partir de canciones: rondas y juegos con rimas (La farolera, El pato ñato, El huevo podrido, ¿Lobo estás?, El gato y el ratón, La paloma blanca, La ronda de San Miguel, Antón pirulero, Martín pescador, etc.).
  • Juegos tradicionales sin objetos (La brujita de los colores, Las esquinitas, Las escondidas, Las manchas,Piedra papel o tijera ).
  • Juegos tradicionales con objetos (El anillito, La payana, La taba, El sapo , El juego del Hilo, El elástico, Juego de naipes como La casita robada o La guerra).
  •  Objetos que son juegos (trompo, balero,  yo-yo,  barriletes).
Fuentes:

mayo 09, 2016

"CUENTACUENTERAS" narradoras y promotoras de lectura


Cuento para disfrutar...

El rey que no quería bañarse - CUENTO
Autora: Ema Wolf
Las esponjas suelen contar historias muy interesantes, el único problema es que lo cuentan en voz muy baja y para oírlas hay que lavarse muy bien las orejas. Una esponja me contó una vez lo siguiente: En una época lejana las guerras duraban mucho, un rey se iba a la guerra y tardaba treinta años en volver, cansado y sudado de cabalgar, y con la espada tinta en chinchulín enemigo.
Algo así le sucedió al rey Vigildo. Se fue a la guerra una mañana y volvió veinte años más tarde, protestando porque le dolía todo el cuerpo.
Naturalmente lo primero que hizo su esposa, la reina Inés, fue prepararle una bañera con agua caliente. Pero cuando llegó el momento de sumergirse en la bañera, el rey se negó.
-No me baño –dijo-¡No me baño, no me baño y no me baño!
La reina, los príncipes, la parentela real y la corte entera quedaron estupefactos.
-¿Qué pasa majestad? – preguntó el viejo chambelán- ¿Acaso el agua está demasiado caliente? ¿El jabón demasiado frío? ¿La bañera demasiado profunda?-No, no y no –contestó el rey- pero yo no me baño nada.
Por muchos esfuerzos que hicieron para convencerlo, no hubo caso.
Con todo respeto trataron de meterlo en la bañera entre cuatro, pero tanto grito y tanto escándalo formó para escapar que al final lo soltaron.
La reina Inés consiguió cambiarle las medias,-¡las medias que habían batallado con él veinte años!- pero nada más.
Su hermana, la duquesa Flora le decía:
-¿Qué te pasa Vigildo? ¿Temés oxidarte o despintarte o encogerte o arrugarte..?
Así pasaron días interminables. Hasta que el rey se atrevió a confesar.
-¡Extraño las armas, los soldados, las fortalezas, las batallas! Después de tantos años de guerra, ¿qué voy a hacer yo sumergido como un besugo en una bañera de agua tibia? Además de aburrirme, me sentiría ridículo.
Y terminó diciendo en tono dramático: ¿Qué soy yo, acaso un rey guerrero o un poroto en remojo?
Pensándolo bien el rey Vigildo tenía razón. ¿Pero cómo solucionarlo? Razonaron bastante, hasta que al viejo chambelán se le ocurrió una idea. Mandó hacer un ejército de soldados del tamaño de un dedo pulgar, cada uno con su escudo, su lanza, su caballo, y pintaron los uniformes del mismo color que el de los soldados del rey. También construyeron una pequeña fortaleza con puente levadizo y con cocodrilos del tamaño de un carretel, para poner en el foso del castillo.Fabricaron tambores y clarines en miniatura. Y barcos de guerra que navegaban empujados a mano o soplidos.
Todo esto lo metieron en la bañera del rey, junto con algunos dragones de jabón.
Vigildo quedó fascinado. ¡Era justo lo que necesitaba!
Ligero como una foca, se zambulló en el agua. Alineó a sus soldados, y ahí nomás inició un zafarrancho de salpicaduras y combate. Según su costumbre daba órdenes y contraordenes. Hacía sonar la corneta y gritaba:
-¡Avanzad mis valientes! Glub, glub. ¡No reculéis cobardes! ¡Por el flanco izquierdo! ¡Por la popa…!- Y cosas así.
La esponja me contó que después no había forma de sacarlo del agua.
También que esa costumbre quedó para siempre. Es por eso que todavía hoy, cuando los chicos se van a bañar, llevan sus soldados, sus perros, sus osos, sus tambores, sus cascos, sus armas, sus caballos, sus patos y sus patas de rana.
Y si no hacen eso, cuénteme lo aburrido que es bañarse.


TALLER DE CREACIÓN POÉTICA PARA NIÑOS

*TALLER DE CREACIÓN POÉTICA PARA NIÑAS Y NIÑOS*
Sumate desde el juego, la plástica, la imagen, la música, el teatro...
Inscripciones abiertas
¡Arrancamos en mayo!
En el salón de UPCN (Italia y Estrada)
Consultas a: 2302573730/ 2302442008
También para bibliotecas, escuelas, centros culturales, etc.
Coordina CUENTACUENTERAS


marzo 29, 2016

Para los seguidores/as del blog desde mi grupo de narradoras orales, promotoras y animadoras de lectura "Cuentacuenteras" invitamos a partir de abril a este taller virtual que comienza en abril.
Contacto: mail:  fabi101010@yahoo.com.ar
¡IMPERDIBLE!

marzo 21, 2016

del blog "Mi salita amarilla"




Cómo incentivar la lectura en Nivel Inicial

La lectura en el Nivel Inicial
Leer. Esa posibilidad de compartir lo que puede ofrecer un texto cuando es leído por alguien con emoción, con cariño y disposición, es el mejor camino para formar lectores. Giardinelli, Mempo. Volver a leer, Edhasa, 2006
"La lectura depende bastante más de lo que hay detrás de los ojos: de la información no visual más que de la información visual enfrente a ellos. Como maestros de Educación Inicial debemos procurar que la sala de clase sea un lugar donde el alumno pueda desarrollar actividades de lectura significativas y útiles, donde pueda participar sin ser evaluado ni presionado, donde pueda ser ayudado y colabore con sus pares, para ir adentrándose en el mundo de los lectores. Debemos ser los facilitadores de caminos de la lectura, garantizando que la misma tenga sentido, acercando al niño a ella de una manera placentera, útil y frecuente. Se le debe leer, contar cuentos, poemas, rimas; traer al aula materiales escritos que tengan algún sentido para el niño, en el mundo real y en el mundo que lo rodea, así como también saber aceptar todo aquello que él pueda aportar, dado que esto será de un valor afectivo tan importante que lo motivará cada vez más a avanzar por esa senda lectora".

Lectura en el Nivel Inicial
http://ie.ort.edu.uy/innovaportal/file/11524/1/cuad4_cap2.pdf

Formarse como lector o lectora es cosa seria y requiere de andamiajes potentes.
Previsión, planificación, dotaciones de libros, son algunos de estos imprescindibles arneses. Entre dos y cinco libros por niño conformaría un corpus viable de ejemplares o textos que circulen entre los alumnos de una sala, ofreciendo posibilidad de contacto, de selección, de revisión, de intercambios y de lectura.
SUGERENCIAS PARA SALAS DE 3 Y 4 AÑOS
OBJETIVOS
Que los niños y las niñas:
  • Establezcan un vínculo afectivo y lúdico con los libros. Una relación inteligente con la lectura.
  • Deseen un contacto directo y cotidiano con diferentes portadores de textos.
  • Apetezcan escuchar cuentos, poemas, textos informativos.
  • Puedan expresar a partir de la lectura sus sentimientos, ideas, afectos, su pensamiento fantástico
  • Relaten los cuentos leídos de acuerdo con su propia interpretación.
  •  Lean secuencialmente historias simples en imágenes.
  • Distingan los elementos textuales diferenciando palabras, ilustración,
  • fotos y anticipando significados.
  • Reconozcan algunos elementos paratextuales del libro (tapas, interior).
  • Realicen experiencias como lectores y usuarios de biblioteca.

¿CÓMO PODRÍAN LLEVARSE A CABO ALGUNAS PRÁCTICAS DE LECTURA?
Favoreciendo acciones como:
  • Manipular, explorar, jugar y leer cotidianamente diferentes textos literarios,informativos y soportes textuales (tradicionales y tecnológicos).
  • Conversar sobre temas cotidianos y fantásticos. Sobre lecturas.

¿QUÉ TIPO DE TEXTOS, LIBROS Y SOPORTES TEXTUALES PODRÍAN OFRECERSE EN ESTA ETAPA?
  • Historias, cuentos y poesías. Textos lúdicos que incluyan juegos con el cuerpo, con la voz, con palabras, gestos... De secuenciación lógica.
  • Lenguaje claro. Con repeticiones (aliteraciones) y juegos fónicos de palabras (jitanjáforas).
  • Cuentos breves (de tradición oral y de autor). Maravillosos (o cuentos de hadas), Mínimos (“Había una vez un hada, y no sé más nada”), De nunca acabar (“¿Querés que te cuente El cuento de la buena pipa?”), Acumulativos (agregan situaciones hasta la resolución del problema:“Historia de un nabo”).Ver Repertorio de cuentos de fórmula
  •  Temáticas de animales y de las cosas que nos rodean (naturaleza, colores,formas…). De niñas, niños y su mundo, sentimientos, experiencias, miedos…
  •  Canciones infantiles, populares y de juegos. Estribillos tradicionales.
  •  Libros de imágenes, de papel, de plástico, de tela, de cartón en diferentes tamaños. Libros álbum (la ilustración y texto complementan sentido).
  • Libros como objetos de juego (formatos no tradicionales, texturas, transparencias,móviles).
  • Libros informativos, revistas, en internet, con epígrafes e información precisa.
  • Álbumes de fotos. Libros parlantes (CD, DVD, en internet).

enero 04, 2016

El paraíso imperfecto

[Cuento. Texto completo.]

Augusto Monterroso


-Es cierto -dijo mecánicamente el hombre, sin quitar la vista de las llamas que ardían en la chimenea aquella noche de invierno-; en el Paraíso hay amigos, música, algunos libros; lo único malo de irse al Cielo es que allí el cielo no se ve.

El burro y la flauta

[Cuento. Texto completo.]

Augusto Monterroso


Tirada en el campo estaba desde hacía tiempo una Flauta que ya nadie tocaba, hasta que un día un Burro que paseaba por ahí resopló fuerte sobre ella haciéndola producir el sonido más dulce de su vida, es decir, de la vida del Burro y de la Flauta.
Incapaces de comprender lo que había pasado, pues la racionalidad no era su fuerte y ambos creían en la racionalidad, se separaron presurosos, avergonzados de lo mejor que el uno y el otro habían hecho durante su triste existencia.

Monterroso

Pigmalión

[Cuento. Texto completo.]

Augusto Monterroso


En la antigua Grecia existió hace mucho tiempo un poeta llamado Pigmalión que se dedicaba a construir estatuas tan perfectas que solo les faltaba hablar.
Una vez terminadas, él les enseñaba muchas de las cosas que sabía: literatura en general, poesía en particular, un poco de política, otro poco de música y, en fin, algo de hacer bromas y chistes y salir adelante en cualquier conversación.
Cuando el poeta juzgaba que ya estaban preparadas, las contemplaba satisfecho durante unos minutos y como quien no quiere la cosa, sin ordenárselo ni nada, las hacía hablar.
Desde ese instante las estatuas se vestían y se iban a la calle y en la calle o en la casa hablaban sin parar de cuanto hay.
El poeta se complacía en su obra y las dejaba hacer, y cuando venían visitas se callaba discretamente (lo cual le servía de alivio) mientras su estatua entretenía a todos, a veces a costa del poeta mismo, con las anécdotas más graciosas.
Lo bueno era que llegaba un momento en que las estatuas, como suele suceder, se creían mejores que su creador, y comenzaban a maldecir de él.
Discurrían que si ya sabían hablar, ahora solo les faltaba volar, y empezaban a hacer ensayos con toda clase de alas, inclusive las de cera, desprestigiadas hacía poco en una aventura infortunada.
En ocasiones realizaban un verdadero esfuerzo, se ponían rojas, y lograban elevarse dos o tres centímetros, altura que, por supuesto, las mareaba, pues no estaban hechas para ella.
Algunas, arrepentidas, desistían de esto y volvían a conformarse con poder hablar y marear a los demás.
Otras, tercas, persistían en su afán, y los griegos que pasaban por allí las imaginaban locas al verlas dar continuamente aquellos saltitos que ellas consideraban vuelo.
Otras más concluían que el poeta era el causante de todos sus males, saltaran o simplemente hablaran, y trataban de sacarle los ojos.
A veces el poeta se cansaba, les daba una patada en el culo, y ellas caían en forma de pequeños trozos de mármol.
FIN

diciembre 07, 2015

BERNASCONI PABLO...Imperdible

MUCHONETA
Un señor muy monono se compró una motoneta celeste. –Voy hasta la esquina –le dijo a la esposa, pero cuando llegó a la esquina aprovechó que le quedaba nafta en el tanque y siguió un poco más, hasta el borde de la ciudad, y como era en bajada siguió otro poco, por el campo, entre las vacas y los pastos. Como tenía viento de cola siguió un poco más, hasta la frontera con el país vecino, y como lo dejaron pasar previa presentación de documentos, siguió un rato más, hasta la cordillera nevada. Como venía con buen envión, subió la ladera de la montaña hasta la punta, y ya que el resto era cuesta abajo, se lanzó sin miedo, tan rápido que le sobró velocidad para llegar hasta la costa. Como justo estaba por partir un barco enorme, se subió y anduvo dando vueltas y vueltas por la cubierta, hasta que el barco llegó a un país del otro lado del mar, con gente de otro color que hablaba raro. Pidió indicaciones para volver a su casa y, como no entendía el idioma, salió para cualquier lado. En cualquier lado pasaba un tren que casi lo pisa, y por esquivarlo el señor se metió de cabeza en un avión y anduvo con la motoneta por el pasillo, entre los asientos; los pasajeros lo insultaban porque les tiraba el café encima y los llenaba de humo. En cuanto el avión aterrizó lo sacaron a patadas, con tanta fuerza que fue a parar derecho a la puerta de su casa, donde se quedó sin nafta. Apenas entró, su mujer le dijo que se lavara las manos, que estaban por comer. Pero que antes fuera hasta la panadería de la esquina, porque se había quedado sin pan.

MAGIA DE REGALO

Buscando galeras en el altillo de su abuela, el famoso mago Pistortti encontró un corazón de dragón adentro de un cofre plateado. “Este corazón”, decían las instrucciones, “obsequia poderes mágicos reales”. –Yo quiero ser un mago de verdad –dijo Pistortti–. No más palomas ni conejos ni cartas. ¡No más trucos! Esperó hasta las doce de la noche y pronunció las palabras mágicas tal como decía el cartelito: “Sencillo es lo que ansío, badulaque, ¡dame lo mío!”. Por la ventana entró un dragón volando, le arrebató el corazón de las manos y se volvió a hundir en la noche. –¿Cuál es el truco? ¿Cuál es el truco? –preguntó indignado Pistortti mientras veía alejarse su última ilusión.

Cosas que le gustan a Antonette:
los autos descapotables
 las viejas casas de techos altos
los álamos
 los rastrillos
 ir a la playa sin bronceador
 las películas de enredos
los tallarines
 la última fila del cine
darles de comer a las jirafas
 los peluqueros con zancos
 las enredaderas
Cosas que no le gustan a Antonette:
 los ventiladores de techo
 los túneles
 los cascos
 la montaña rusa
 la crema de enjuague en sobrecito
 los pelados
 jugar a las escondidas
los ascensores
las fotos horizontales
 las telas de araña (y las arañas)
los bazares
 los pájaros impertinentes
el otoño

FISICOCULTURISMO
Pongan algo más –dijo confiado Juan Carlos Tonelado. Se había propuesto batir el récord mundial de hombres forzudos, y no iba a detenerse ahora. Empezó con un auto, pero le pareció liviano. –Agreguen algo más. Y se subió al auto una familia entera. –¡Algo más! Y sobre el auto se subió el campeón mundial de comedores de pasteles sentado en un elefante. –Algo más. Y sobre el campeón mundial de comedores de pasteles se subió un colectivo lleno de turistas alemanes. –Algo más. Sobre el colectivo de turistas alemanes pusieron una casita pequeña. –Algo más. Entonces llenaron la casita pequeña de luchadores de sumo. –Algo más. Y arriba de la casa pusieron un piano de cola. –Algo más. Y sobre el piano de cola instalaron una pileta de natación con una colonia de vacaciones adentro. Ahí se detuvieron. Ya era de noche y a Juan Carlos Tonelado le daba miedo la oscuridad.

noviembre 30, 2015

noviembre 27, 2015

¿Còmo serà el hombre imaginario?


Hombre imaginario
Nicanor Parra
Hojas de parra

El hombre imaginario
vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de un río imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario.

noviembre 26, 2015

LA ÚLTIMA NOCHE DEL IMPERIO por FM PRISMA, REALICÓ LA PAMPA

En una hora escuchanos...
Hoy, la 4ta entrega del programa más pacato (y cursi cursi cursi, sólo por hoy) del condado
vuelve el CORREO SENTIMENTAL
una sección que rescata antiguas cartas con besos pintados, mechones de pelo y perfume entre los amantes de otros tiempos y los de la era del emoticono
a partir de las 20hs
por FM PRISMA 100.9
www.fmprisma.com.ar

noviembre 19, 2015

Escuchá el programa LA ÚLTIMA NOCHE DEL IMPERIO
a partir de las 20hs
por FM PRISMA 100.9

Hoy, la 3era entrega del programa más pacato del condado
casi todo lo que es para niñxs está hecho por gente grande
hoy, tres superchicxs se encargarán de poner las cosas en su lugar (o la literatura, al menos)

noviembre 05, 2015

LA ÚLTIMA  NOCHE DEL IMPERIO
Programa de radio
FM PRISMA 100.9 REALICO LA PAMPA

septiembre 06, 2015

GRACIAS, GRACIAS!!!!

10000 VISITAS, en mi blog, mil gracias a todos los visitantes de distintas partes del mundo